La Policía Local de Cartaya refuerza la vigilancia para controlar las salidas para pasear y hacer deporte

2/05/2020
Los agentes interponen 10 denuncias esta mañana en los núcleos costeros por incumplir las normas que regulan los desplazamientos permitidos. Dos de ellas han sido por pasear por la playa, espacio que permanece cerrado.

La Policía Local, adscrita al área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Cartaya, ha reforzado el servicio que presta en la localidad para garantizar la seguridad de los desplazamientos que ya pueden realizarse a partir de hoy, paseos y actividades deportivas al aire libre, y velar por el cumplimiento de las normas establecidas en cada caso.

Ya esta mañana los agentes han interpuesto un total de 10 denuncias a otras tantas personas que se han saltado el confinamiento sin justificación o que han incumplido la orden estatal que regula estos desplazamientos, todas ellas en los núcleos costeros de El Rompido y Nuevo Portil. Dos de estas personas, un hombre y una mujer, fueron interceptados por los agentes cuando paseaban por una de las playas de la localidad, en Nuevo Portil, que al igual que el resto, permanecen cerradas al público desde la declaración del estado de alarma, y que, por tanto, como recordó ayer el Ayuntamiento en un comunicado, “siguen cerradas también para pasear o para la práctica deportiva”.

Desde el Consistorio se recuerda que desde la semana pasada, y para dar cobertura y controlar los  nuevos desplazamientos que se van produciendo a raíz de las medidas de desescalada que se están adoptando, se ha producido un refuerzo extraordinario de efectivos policiales, basado en el incremento del número de patrullas operativas en la calle durante todos los turnos, para dar respuesta a la mayor presencia de ciudadanos en la misma.

En la misma línea, y en coordinación con la Guardia Civil de Cartaya y El Rompido, la Policía Local ha intensificado los controles en los accesos a los núcleos costeros durante el puente del 1 de mayo, en el que nos encontramos, para evitar los desplazamientos a las segundas residencias, que siguen sin estar permitidos.

 

La Policía Local de Cartaya interpone 10 denuncias en una mañana para controlar los paseos y las salidas para hacer deporte.